Carta a los corredores

La ilusión y la voluntad nos encontrará juntos

Como todos saben, y lo ven en su propia experiencia, la pandemia de Covid19 nos ha cambiado la vida a todos. Y hay cosas que por algún tiempo no serán posibles.

Mucha gente sufre la enfermedad, ya todos hemos sabido de alguien más o menos cercano que ha tenido contacto con el virus. Muchos millones de personas tienen una gran incertidumbre por su presente y su futuro económico. Aún, cuando todo eso sea lo más importante; a los corredores nos ha alejado de poder compartir nuestra pasión. Podemos seguir corriendo, sin embargo no parece posible encontrarnos debajo de un arco de largada. Pero, las pasiones no se pierden.

Desde la organización de la carrera y conjuntamente con las autoridades del Municipio de Adolfo Alsina habíamos tomado la decisión de esperar hasta esta fecha para definir si un evento más reducido podía ser posible, si con medidas sanitarias apropiadas podíamos garantizar el resguardo necesario. La evolución de la pandemia nos daría la oportunidad de reevaluarlo. Lamentablemente la realidad de los primeros días de agosto nos empuja a no demorar más el anuncio de cancelación de la edición 2020 de Vuelta Lago Epecuén.

Algunas organizaciones han reubicado sus fechas, incluso para el último trimestre de 2020; la mayoría ha decidido pensar en el calendario 2021 y nos sumamos a ese segundo grupo. Ante la incertidumbre reinante, no creemos oportuno generar falsas expectativas con un evento de las características de Vuelta Lago Epecuén. Las distintas instituciones deportivas que regulan la práctica del Atletismo y del Trail han generado protocolos que aún están lejos de aplicarse con resultados positivos en algún lugar del mundo.

Estamos convencidos que contarles esto que pensamos y la decisión que tomamos, nos acerca. Esperamos sostener la confianza que todos ustedes han tenido en nosotros durante las 3 ediciones de Vuelta Lago Epecuén. Ya muchos conocen la historia de esta tierra, saben que a 35 años de una gran tragedia, la pujanza del pueblo de Carhué, la energía invencible de su gente ha logrado que mirar el pasado sea sin olvidar nunca que el futuro es lo que construye el presente. Todo eso nos animó a construir una carrera a través del tiempo, ha correr a través de la historia.

Nos volveremos a encontrar con la pasión intacta. Esa pasión que compartimos y que está en ebullición en el cuerpo esperando ser liberada nuevamente para poder sentir que el mundo sigue siendo un bellísimo lugar para correr. Sigan corriendo. Volveremos a dar la Vuelta al Lago Epecuén, volveremos a dar la vuelta a la historia.